Ciberbullying

Acoso por Internet entre menores


Deja un comentario

Mona O´Moore: “Contra el ciberacoso es necesaria la implicación familiar y escolar”

Mona O´Moore, fundadora del Centro Anti-Bullying en el Trinity College de Dublín y una de las ponentes de las III Jornadas sobre Menores en Edad Escolar: Conflictos y Oportunidades, que se han celebrado en Palma de Mallorca, considera fundamental la implicación parental para evitar no sólo adicciones a las nuevas tecnologías sino también conductas como el ciberbullying.

¿Qué se entiende por ciberacoso escolar?
-Es el acoso a través de teléfono móvil, mensajes, correos electrónicos, chats, redes sociales como Facebook o Myspace… El acoso a través de los dispositivos electrónicos.

¿Qué peligros conlleva frente al acoso tradicional?
-Puede afectar a todo el mundo, en cualquier lugar. No hay lugar seguro para ningún niño. Es muy problemático porque es anónimo, llega a todo el mundo y además es permanente, queda grabado.

Usando el título de su conferencia, ¿cómo tratarlo?
-Es un proyecto de toda la escuela, ha de implicar a todas las personas: profesores, niños, familias y a toda la comunidad. Además, la escuela no sólo debe centrarse en educar en las materias comunes, sino que ha de preparar a todas estas personas a enfrentarse al acoso escolar y al ciberacoso. La clave es educar, no controlar, ni censurar. No poner restricciones al uso del móvil ni de internet.

¿Qué incidencia tiene?
-En Irlanda están implicados el doble de alumnos en el tema del ciberacoso que en el acoso tradicional. Es un fenómeno emergente. Hablamos de un 18% del alumnado. Se produce más entre las chicas (un 10%) que entre los chicos (un 4%). El otro 4% se refiere a alumnos que están en los dos lados, como acosadores y como víctimas.

¿Es frecuente pasar de víctima a acosador?
-Se da sobre todo en los alumnos que tienen un carácter más problemático.

Fuente: argijokin.blogcindario.com


Deja un comentario

¿Tienen los menores conciencia del ciberbullying?

Los menores que navegan en la red ven con cierta indiferencia el ciberbullying, y su actitud se resume en un “si no quieres ver nada de eso, no vayas a las páginas que no debes, o desagrega a la persona que no te gusta en el Messenger”.

Esta es una de las observaciones que destaca el estudio Cómo usan Internet los jóvenes: hábitos, riesgos y control parental que en 2007 llevaron a cabo los profesores de la Universidad del País Vasco, de los profesores Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia referido a niños de entre 12 y 17 años. Los riesgos para los menores están referidos casi esclusivamente a los ataques que pudieran impedir “su” navegación, es decir, virus y troyanos.

“De los casos de acoso o de demandas sexuales, a cambio de regalos (carga de móvil, por ejemplo), han hablado las chicas de mayor edad, y en menor medida los chicos mayores también. De todas formas, los más jovencitos tampoco están excluidos del acoso. La actitud ante estos problemas es que, por una parte, los jóvenes se lo buscan acudiendo a páginas que no deben, y por otra, que cerrando o apagando el ordenador se terminan los problemas. “Del ordenador nadie te va a hacer nada” (chico, 16 años, A Coruña).

Paradójicamente, cuando los adolescentes tienen graves problemas en Internet los ocultan a los padres, y solamente en casos gravísimos se deciden a dar el paso de contarlo. temen que ante cualquier problema que planteen a sus padres la reacción de estos va a ser quitarles el acceso a Internet.

Garitaonandia y Maialen Garmendia se sorprenden de dos datos que aporta su encuesta: uno, referido al perfil psicológico individualista que puede explicar el por qué de esa indiferencia ante el peligro del ciberbullying: “entre las actividades de los jóvenes no hemos detectado prácticamente ninguna actividad solidaria, ciudadana y/ o política realizada a través de Internet”.Y una segunda referida a la capacidad de los padres: “los padres españoles usan muy pocos medios técnicos, básicamente programas de filtrado o uso de filtros del Interet Explores o el Windows Vista, para el control de las actividades de sus hijos en la Red”.