Ciberbullying

Acoso por Internet entre menores


3 comentarios

El ciberbullying ya es tan común entre los alumnos británicos como los insultos de patio

Según una amplia encuesta (15.000 niños) realizada por el National Centre for Social Research en las escuelas británicas, la mitad de los alumnos de 14 años son víctimas del bullying, siendo el ciberbullying una de las vías más comunes para realizarlo.

El estudio ha descubierto que el ciberbullying (abuso por medio del correo electrónico, webs o teléfono celular) es ya tan común entre los adolescentes como la práctica de llamarse mediante apodos insultantes.

También ha puesto al descubierto que las chicas son más proclives a convertirse en víctimas del bullying y mencionaron el ciberbullying, los apodos insultantes y la exclusión de los grupos de amigas como las formas más frecuentes que adopta dicho bullying.

Como muestra de la extensión del problema, se menciona que el equipo de moderadores del portal de video-streaming YouTube, recibe docenas de quejas sobre ciberacoso cada semana, a pesar de disponer de herramientas incorporadas a su servicio para que los propios usuarios bloqueen a otros que los molesten.

Fuente: The Guardian

Anuncios


Deja un comentario

Aumentan en la República Checa las denuncias por Ciberbullying

Más de la mitad de los padres europeos teme que sus hijos se conviertan en víctimas de acoso en Internet, indica la Fundación checa Nuestro Hijo. Esta ONG ha recibido durante los dos años de existencia más de 1700 denuncias.

Los niños y adolescentes publican sin inhibiciones en la red sus datos personales sin darse cuenta de que el chateo divertido puede desembocar en amenazas, chantaje, prostitución infantil u ofertas de sustancias estupefacientes. Informar sobre el uso seguro de Internet es el objetivo del proyecto checo Safer Internet, apoyado por la Unión Europea. Su coordinador, Pavel Vichtera explica los riesgos del ciberacoso.

“El ciberacoso es molestar a alguien con ayuda de medios modernos de telecomunicación: teléfonos móviles, Internet, e-mail, etc. Significa que la persona puede ser atacada o acosada de manera anónima, y en ello consiste la diferencia del acoso real cuando la persona atacada conoce la identidad del agresor”, sostuvo el especialista.

En las escuelas checas se multiplican los casos del ciberacoso en forma de grabaciones de video realizadas con un móvil y luego colgadas en el portal YouTube. Michal Černý, director de una escuela primaria de Praga, ve el mayor problema en que este fenómeno representa un ejemplo para los alumnos.

“Se inspiran mutuamente con sus grabaciones, las miran y dicen aquí han hecho esto, vamos a probarlo también. El año pasado dos alumnos de nuestra escuela crearon una página web donde se burlaban de sus compañeros un poco retrasados, escribían artículos mofándose de ellos, les sacaban fotos y las ponían en Internet. Lo descubrimos por casualidad y logramos acabar con ello relativamente pronto”, dijo Černý.

Sin embargo, no solamente los alumnos más débiles se hacen blanco del acoso por parte de sus compañeros de clase. Cada vez más frecuentes son los casos cuando los escolares graban con un móvil a su profesor en una situación degradante. Hace pocos días se suicidó un ex director de una escuela básica de Bohemia del Norte. Su carrera terminó después de que apareciera en Internet un vídeo en que daba una bofetada a un alumno que lo había insultado.

La protección contra el ciberacoso está en manos de cada centro de educación que puede prohibir el uso de móviles y la realización de grabaciones audiovisuales. La asociación de docentes se dirigió a los diputados exigiendo una ley que les garantice más derechos en la lucha contra los alumnos problemáticos.

Fuente: radio.cz


1 comentario

Las Redes Sociales on line en Europa aumentan las medidas contra el ciberbullying

Las Redes Sociales en Internet incorporarán, gracias a un acuerdo auspiciado por la Comisión Europea, nuevas medidas de seguridad para combatir los frecuentes casos de ciberbullying y otros riesgos para los menores. Los perfiles de los niños ya no serán accesibles desde los motores de búsqueda y no serán admitidos los menores de 13 años. Además se habilitarán pestañas para denunciar y prevenir casos de acoso.

“El acoso por Internet es un problema que hay que tomar en serio, sobre todo en Europa (…) De esta forma, ahora las propias empresas asumen la responsabilidad”, afirma Viviane Reding, comisaria europea de medios.
Aunque para el miembro de klicksafe.de Kind las medidas son útiles, asegura que una verdadera protección contra acoso por Internet sólo puede brindarse mediante la educación. “Sobre todo es responsabilidad de los padres“, destaca. “Deben hablar con sus hijos y saber qué hacen todo el día en la red”.

Según informaciones de la Comisión Europea en Bruselas, uno de cada cinco alumnos en Alemania sufrió acosos en Internet.

En otros países de la UE el acoso por Internet está aun más extendido. Según diversas investigaciones, en Gran Bretaña uno de cada tres y en Polonia incluso uno de cada dos escolares sufrió ataques en la red.

Según Reding, sólo en la UE el número de usuarios regulares de las redes sociales creció entre 2007 y 2008 en 35 por ciento a 41,7 millones de personas. Los pronósticos esperan para 2012 un aumento a hasta 110 millones de usuarios.

“Estas redes sociales son lugares de encuentro, especialmente para gente joven. Por eso es importante protegerlos de ataques virtuales, como el acoso cibernético”, dice Reding.

Desde 1999, la UE impulsa diversos programas para proteger a los jóvenes en Internet. Con el nuevo “Safer Internet Programm”, que comenzó este año, invertirá hasta 2013 unos 55 millones de euros. El dinero sirve para financiar en los países miembros, entre otros, proyectos como redes online y líneas telefónicas de asesoramiento.

fuente: milenio.com


Deja un comentario

Los centros piden medidas contra el acoso en la red a profesores

La vieja broma pesada que antes se escribía en la pizarra, o se transmitía en un papel arrugado de pupitre en pupitre, ahora pasa al ciberespacio: el acoso a los profesores. Hay centros que reclaman “un protocolo” para saber cómo actuar cuando se descubre el problema y una especie de “ciberinspectores”..

En uno de los institutos más señeros de Vigo, varios estudiantes crearon una web para decir de los profesores lo que nunca les dirían a la cara. Según el director del centro, empezaron “poniendo a caldo” a uno de los docentes y luego, al comprobar el éxito que tenían los insultos entre el alumnado, dispararon en otras direcciones. “Era una página abierta en la que podía entrar cualquiera. Algo durísimo. Se metían con los profesores y también con algunos compañeros. Se reían, por ejemplo, de sus enfermedades y desgracias personales, todo lo sacaban a relucir sin el más mínimo pudor”.

En el instituto todo el alumnado estaba al tanto y visitaba la página. Un día, por casualidad, se enteró un profesor y éste alertó al director. Se abrió una investigación interna y se identificaron estudiantes de varias clases como implicados. “Se les abrió expediente disciplinario y se resolvió con un cambio de centro”. La expulsión definitiva de un puñado de alumnos surtió efecto: ha pasado el tiempo, y la dirección reconoce que los estudiantes tienen blogs y participan en foros diversos de Internet, colgando fotos y haciendo comentarios, pero no le consta que haya “despellejamiento”.

El instituto de un pueblo de la Costa da Morte acaba de expulsar a un alumno durante una semana por burlarse de una profesora y varias compañeras “poco agraciadas” colgando sus fotos retocadas y comentadas en un blog. Según el responsable del IES, que como todos los que han detectado el problema prefiere no ser identificado, “el 80% de los chicos de 14 y 15 años tienen blog”, o al menos una dirección propia en portales originalmente creados para ligar, como Metroflog o Fotolog. “Y eso que el ADSL sólo llegó aquí hace tres años”, comenta asombrado.

Para la Consellería de Educación, éste es un fenómeno nuevo. Más nuevo incluso que el de los padres que insultan a los profesores a través también de blogs. No puede cuantificarlo porque, en general, los casos “se resuelven dentro de la comunidad educativa como faltas de convivencia”. Sin embargo, ya hay centros que reclaman “un protocolo” para saber cómo actuar cuando se descubre el problema y una especie de “ciberinspectores” que velen por que se respeten unos límites. “Debería haber personal experto, si no es posible en cada centro, al menos uno para cada tres”, sugiere el jefe de estudios del turno de noche de uno de los institutos más antiguos de A Coruña.

“El sistema educativo está en la frontera”, explica un director, “porque éste es un mundo paralelo y los chicos navegan desde sus casas. Si la convivencia en el aula se ve perjudicada tenemos que intervenir, pero los únicos que pueden obligar al menor a borrar los insultos, los únicos que pueden requisarle el móvil y retirarles la conexión a la Red, son los padres. Y la mayoría no tienen ni idea de lo que hacen sus hijos”.

Fuente Elpaís.com